Hablamos con Verónica Abud

Premiada como Emprendedora social de Chile y de Latinoamérica, entre otros reconocimientos, Verónica Abud creó en el año 2000 junto a su familia la Fundación La Fuente para diseñar e implementar iniciativas educacionales y culturales en los sectores más vulnerables de Chile. Hablamos con ella para que nos explique el funcionamiento de Biblioteca Viva, un proyecto con casi quince años de vida que consiste en la instalación de bibliotecas en centros comerciales de su país.

¿Cómo se definiría a sí misma Verónica Abud?

Me considero una mujer apasionada y luchadora de sus ideas. Acepto que en algunas ocasiones me equivoco y que puedo dejar heridos en el camino, pero creo que las esperanzas y los sueños de quienes tienen poco o nada son tan fuertes que hay que trabajar duro para poder cumplir con estas personas.

¿Cuál ha sido su trayectoria académica y profesional?

Estudié pedagogía general básica en la Pontificia Universidad Católica de Chile, hice clases durante 10 años en el colegio Villa María Academy, del cual soy exalumna. Mientras era profesora y madre de cuatro hijos, estudié un máster en educación en la Universidad Politécnica de Virginia, en Estados Unidos, en donde me especialicé en currículum y evaluación. Al dejar el aula, ingresé a la Fundación Barnechea, en donde me encontré con el mundo de la educación en pobreza, ahí —como gerente de la fundación— comencé a desarrollar habilidades de gestión de recursos para inversión en educación, logro que me sirviera para formar mi propia fundación, en el año 2000. La Fundación La Fuente es una institución sin fines de lucro, especializada en educación y cultura, específicamente en fomento del libro y la lectura. Me pareció muy importante, a través de la creación de una biblioteca de calidad, poder influir en las prácticas pedagógicas de las escuelas más vulnerables. En el año 2009, recibí las distinciones de la Fundación Schwab y el World Economic Forum como Emprendedora social de Chile y Emprendora social de Latinoamérica. Continué como estudiante en la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, donde realicé un curso de Strategics Perspectives in Non Profits Managment. He sido jefa de la División de Educación General del Ministerio de Educación de Chile, directora de diversas instituciones como Balmaceda Arte Joven, Fundación Sociedad Anónima, Fundación Emanuel, SNA-Educación, entre otras.

¿De dónde surge la idea de establecer una biblioteca pública en un Centro Comercial?

La idea nace en el año 2002 desde quienes en ese momento dirigían Mall Plaza, la cadena de centros comerciales que nos ha apoyado. Luego de un estudio de sus usuarios concluyeron que las personas que visitaban el mall buscaban atracciones distintas a la compra y que valoraban positivamente la oferta cultural. Así, nos piden a nosotros crear un proyecto de biblioteca, en ese momento — y hasta ahora, catorce años después- inédito en nuestro país y en nuestra región. Nosotros llegamos con el Teatro Municipal (de ópera y ballet), el teatro San Ginés (teatro familiar) y la sala SCD (música), en una apuesta totalmente distinta.

La iniciativa cuenta con el apoyo institucional del Estado. Pero también con financiación privada. ¿Qué entidades o empresas colaboran con Biblioteca Viva?

Este es un proyecto privado, apoyado por el Estado a través de la Ley de Donaciones Culturales, que permite a las empresas tener descuento tributario por lo que invierten en cultura. Nosotros no recibimos dinero directo desde el Estado, pero sí utilizamos este mecanismo legal, que sin él se nos haría muy difícil sobrevivir. Entre las empresas que nos han colaborado durante estos catorce años está El Mercurio, como media partner; Minera Escondida, para nuestro proyecto en Antofagasta; Inchalam, empresa de acero, en Talcahuano; en los primeros años, la constructora Aconcagua y el Municipio de La Florida, cuando abrimos la primera biblioteca.

thumbnail_biobio-2
Biblioteca Viva Biobío en Concepción

¿Cuántas bibliotecas forman parte de Biblioteca Viva en la actualidad?

Hemos creado doce bibliotecas durante estos años: se encuentran nueves en funcionamiento; dos se encuentran cerradas por ampliación de los malls en donde están ubicadas; y otra, lamentablemente, tuvimos que cerrarla por baja ostensible de público.

Para llevar a cabo este proyecto se necesita un nutrido grupo de personal. ¿Cuántas personas trabajan en las distintas sedes y con qué perfiles profesionales cuentan?

El equipo total está compuesto por 75 personas, divididas en: casa matriz (donde funciona la oficina central de la fundación, en Santiago de Chile) y en las nueve sedes en funcionamiento. En la oficina de Santiago trabajan dos ingenieros (comercial e industrial), un contador y un encargado de RRHH; además de una periodista, un diseñador, una bibliotecaria, una coordinadora de compra, selección y preparo de material bibliográfico; un sociólogo para estudios y evaluaciones; y de coordinadores: general y tres regionales, a cargo de la supervisión directa de las bibliotecas. Además de mi cargo en la dirección ejecutiva. En las sedes, trabajan el director, subdirector, dos mediadores de lectura con horario full, cuatro part-time (de 20 y 10 horas) y una persona encargada de aseo. Como el horario de funcionamiento es de lunes a domingo, de 13 a 21 horas, necesitamos personal para cubrir horarios y días festivos; y así cumplir con todas las exigencias del código laboral.

¿Qué actividades o proyectos desarrolla Biblioteca Viva?

En conjunto, las bibliotecas ofrecen cada mes cien actividades gratuitas en las mismas sedes o en las pasillos de cada centro comercial, estas pueden ser: talleres de pintura, tejido, bordado, xilografía, máscaras, cocina, leches vegetales, alimentación; catas de vino, de té, de chocolate, de aceite de oliva; ciclos de cine; conciertos de música; talleres de música, baile, yoga, malabarismo; charlas de otras entidades en alimentación, cuidado de niños, cuidado de ancianos, moda, derechos humanos, violencia contra la mujer; cuidado y tenencia responsable de animales, arreglos de bicicletas; cuidado personal, autocuidado del cáncer, costura; belleza; charlas de astrónomos, historiados, profesores, científicos, médicos, ilustradores; presentaciones de libros (infantiles, juveniles y adultos); presentaciones en ferias del libros, capacitaciones a profesores, actividades para cumpleaños, recorridos por la ciudad para conocer patrimonio y flora y fauna; clubes de lectura; taller para primera infancia; visitas a jardines infantiles, cárceles, hospitales de niños, escuelas, liceos, colegios, entre otras múltiples actividades.

thumbnail_18-coworking-2
Biblioteca Viva Egaña

¿Utilizan las redes sociales para promocionar la biblioteca?

Utilizamos Facebook, cada biblioteca tiene su fanpage y también tenemos uno general para temas relacionados con nuestro quehacer; tenemos Twitter, Instagram y Vimeo. Además, mantenemos muy actualizada nuestra web con las actividades (en un calendario), con noticias, reportajes y recomendaciones de libros.

¿Cómo ve el futuro de las bibliotecas? ¿Piensa que siguen siendo útiles en la era de internet y las nuevas tecnologías?

Encuentro que los desafíos de las bibliotecas son fascinantes, porque entre más acceso a la tecnología tenemos creo que más juntos querremos estar. Las bibliotecas ya no solo serán un lugar para solicitar información (libros, diarios, revistas, películas), sino que —y lo vemos a diario con las actividades culturales— se transformarán en un verdadero espacio de encuentro. Por ejemplo, nosotros hemos incluido espacios de trabajo (mesones, sillas, wifi) y se llenan de personas trabajando, jóvenes haciendo tareas escolares o universitarias; adultos sosteniendo reuniones. Y en paralelo clubes de lectura. Creo que la biblioteca es un gran paraguas, una espacio de cobijo y acogida.

¿Y de la cultura en general? ¿Se le dispensa la suficiente atención y apoyo institucional?

Nunca son suficientes los esfuerzos. A nuestro país le juega en contra la geografía, somos un país tan largo y hay lugares de muy difícil acceso que se dificulta la llegada con acciones culturales o con tecnología. Resulta costoso poder abarcar el territorio completo y con esto democratizar el acceso a las acciones culturales y a bienes culturales. Veo con agrado la creación de nuevas bibliotecas y centros culturales en lugares distantes: la biblioteca pública de Constitución, el Teatro del Lago de Frutillar, el centro cultural de Arauco, el teatro GAM de Santiago; la casa museo de Violeta Parra, el museo mapuche de Cañete son nuevos espacios que fomentan —y fomentarán— el desarrollo cultural del país.

¿Alguna aplicación móvil que use o haya descubierto recientemente?

En mi teléfono no me despego de Whatsapp. Tengo una gran familia y algunos viviendo en distintas partes: mi hijo en Brasil, mi hermana y una sobrina en EEUU. Tengo grupos de amigas, excompañeras de trabajo, de mi familia nuclear. Mi marido es agricultor y tiene que pasar viajando, así que nos conectamos más fácilmente. Además, ¡puedo renovar mis libros de la biblioteca! También uso Instagram y me di cuenta que me gusta mucho tomar fotos de la naturaleza y viajo con las fotos de quienes sigo. Otra aplicación que uso es Netflix, gozo con las series británicas y con las intrigas de los Underwood, en House of Cards.

Para terminar, ¿alguna anécdota, reflexión o idea que nos quiera contar relacionada con las bibliotecas?

Nunca pensé en llegar a trabajar en bibliotecas. Las circunstancias de la vida, del azar y de los proyectos me llevaron a conducir el camino de la fundación hacia los libros y la lectura; y encontré en ellos personas comprometidas y jugadas por lo que quieren. Por eso admiro y reconozco el trabajo de mi equipo: somos 120 personas que en todo Chile trabajan diariamente por lo que creen, en escuelas, centros comerciales y localidades rurales realizando acciones de fomento lector. Nunca creí el impacto y el crecimiento que tendría esta institución. Y mientras respondo esta entrevista, ¡aún no lo creo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s